Radio Broadway by Miriam Estrella

Un programa producido por Miriam Estrella
Todos los viernes a las 17:00

Patreon logoApoya a Radio Broadway!
Desde 2€ al mes

Mary Poppins

Prince Edward Theatre

Cuantos más musicales Disney veo, más los aborrezco. Porque a ver, los clásicos son los clásicos y nadie más que yo se emociona cuando vuelve a disfrutar de esas joyas de la animación y de la música en la tele, el cine o cualquier otro formato de reproducción, pero que la compañía del ratón no está muy acertada a la hora de transferir sus cintas a las tablas es una realidad. El Rey León se salva bastante ya que conserva todos los elementos clave de la película original y consigue llevarlos al teatro de manera ingeniosa y efectista (aunque en mi opinión es un musical que carece de ritmo y emoción), pero cuando salí de Aladdín prácticamente exigí que me devolvieran el dinero de mi entrada por semejante aberración (Spoiler: no hay tigre ni mono Abú).

Con Mary Poppins no sabía qué esperarme. Habré visto cientos de veces la cinta protagonizada por Julie Andrews y como aficionado a los musicales tenía muchas ganas de ver en escena el popular “Step in time”. Cuando me senté en mi butaca me llamó mucho la atención el juego de chimeneas que se proyecta sobre el escenario antes de comenzar el show, pero no miento cuando digo que fue uno de los mejores aspectos de todo el musical. Ya cuando subió el telón apareció una casa victoriana gigante que se veía plana y baratera y unos Zizzi Strallen (Mary Poppins) y Charlie Stemp (Bert) carentes de cualquier emoción y que si bien es cierto que defendían los movimientos y las coreografías magistralmente su capacidad para emocionar era totalmente nula.

A eso se le suma una adaptación del guion de la película totalmente disparatada y, para mi gusto, muy desacertada: estatuas bailando en culos, payasos asesinos gigantes, Mary Poppins lanzando rayos verdes y señoras con el pelo naranja canturreando aquello de Supercalifragilisticoexpialidoso. Que a lo mejor yo vi otra película de pequeño, pero me tiré buena parte de la función planteándome qué sustancias habían tomado los dramaturgos para producir semejante bazofia.

Evidentemente esta es mi opinión, pero sé de primera mano cómo Disney gestiona los espectáculos y podría haberse esmerado mucho más en la puesta en escena. Me pareció un musical de lo mas aburrido con canciones añadidas de la nueva película y con personajes sin ningún encanto. Los trucos de magia son lo único que se salva en este naufragio escénico en donde nada tiene sentido y cuyos “reprises” superan los de cualquier otro musical que haya visto hasta la fecha (dando la sensación de que la misma canción suena una y otra vez). Las críticas aquí en Reino Unido lo han alabado y seguramente gente que busque entretenimiento goce de una buena experiencia, pero para mi es otra oportunidad perdida de Disney que se va al baúl de los fracasos junto con Aladdín.

Nota: 2/5

Tips :

Hay una Lottery todos los martes por la que se pueden conseguir 2 tickets por persona. Suelen ser buenos sitios en el primer palco pero el tiempo que te dan es muy corto así que hay que estar muy atento y hacer toda la gestión en el momento o se perderá la oportunidad. Más información aquí: https://www.delfontmackintosh.co.uk/tickets/mary-poppins/ticket-lottery.php